2009/08/16

Linux Tóxico

La comunidad de usuarios Linux de Venezuela, luego de tres años de trabajo ha finalmente presentado su distribución personalizada, o como diría Chávez, bolivariana, y no han tenido mejor idea que bautizarla como Venenux. Ya a la primera ese juego de palabras suena a "veneno", y por asociación, a virus informático. Algunos nombres alternativos mejor que ese podrían ser Venelinux o Bolivarianux.