2006/08/22

Reseña ViewSonic VE510s

El jueves pasado llegó mi nuevo monitor ViewSonic VE510s y estoy muy conforme y contento de haberlo comprado.

Este es el primer monitor LCD que compro, si no tengo en cuenta las pantallas LCD que tenían mis anteriores portátiles y que tiene mi actual Palm TX.

La pantalla es de sólo 15 pulgadas diagonal, 12 horizontal y 9 vertical, mucho menos que mi anterior monitor Dell P1110 de 20 pulgadas, pero la verdad es que sentía la imperiosa necesidad de gastar mucho menos en concepto de consumo eléctrico y en este caso el VE510s alimentado por 30W, consume casi cinco veces menos energía que mi antiguo CRT de pantalla plana.

Me hubiera comprado un ViewSonic de 17 pulgadas, pero como el monitor de mis sueños, el Dell 2407WFP de 23 pulgadas, no se consigue en el mercado local y resulta muy oneroso importarlo en forma particular, preferí que por ahora sería mejor gastar lo menos posible en un nuevo monitor LCD, y conformarme con uno de marca reconocida que suporte una resolución de 1024x768 pixeles, que al fin de cuentas tiene un aspecto de imagen más ancho que los que tienen una resolución nativa de 1280x1024 que a simple vista parecen tener una imagen más cuadrada.

La decisión de comprar este monitor a un reconocido comercio de Montevideo que sólo vende productos en línea, necesitó un acto de fé de mi parte, a pesar de que mi actual disco rígido lo compre allí mismo. Es que en el caso de un monitor LCD, además de probar la calidad de imagen antes de comprar, es aconsejable revisar el mismo monitor que uno se llevará, en busca de pixeles defectuosos, que son comunes en este tipo de pantallas.

Por suerte mi nuevo monitor no tiene ningún pixel defectuoso, por lo que me considero afortunado.

En cuanto a la calidad de imagen, anteriormente tuve la posibilidad de probar el mismo monitor en un comercio local de Salto, Office2000, pero allí la imagen de éste y de todos los monitores LCD en exposición resultó patética seguramente por causa de varios factores:
+ a cada lado del monitor había otros dos monitores LCD encendidos
+ en un estante inferior, había una hilera de monitores CRT encendidos
+ todos estos monitores estaban conectados de alguna manera a una misma computadora portatil, para efectos de mostrar en todos ellos la misma imagen que se muestre en la pantalla de la portatil.
+ mucha iluminación fluorescente hacía que en el borde superior de los monitores LCD apareciera una banda descolorida.

Lamentablemente, el gerente del local se negó a darme la posibilidad de probar un monitor ViewSonic de 17 pulgadas en mi casa a efectos de evitar toda esa interferencia.

Por otro lado, en Evolución, otro comercio local, pude probar un ViewSonic de 17 pulgadas cuya imagen no acusó interferencia pero se dió el caso que una de las opciones del menú de configuración en pantalla no respondía, mientras que la misma sí lo hizo en el mismo modelo de monitor que probé en Office2000.

Por estos motivos, llegué a considerar que por el momento no era conveniente comprar ninguno de los monitores disponibles en plaza y que sería mejor esperar un tiempo indefinido hasta que llegasen nuevos modelos, pero mi sentido común me insistía que ViewSonic es una marca con trayectoria y de probada calidad en la cual podría depender y que por otro lado, el comercio en línea en donde lo compré, ya había demostrado anteriormente su seriedad en la oportunidad que tuvieron que reemplazar un disco rígido que tenía un pequeño defecto por el que actualmente uso.

Además de los motivos anteriormente citados, el monitor VE510s tendría el plus de combinar estéticamente con mi teclado negro-plateado BenQ. La única desventaja relativa de este modelo es que no tiene parlantes incorporados, pero al menos esta omisión logra que el marco del monitor sea lo más angosto posible lo que para mi gusto es mejor.

En cuanto a la calidad de mi nuevo monitor, puedo decir que estoy más que conforme con la nitidez que presenta el texto en pantalla, aspecto que para mi es el más importante en un monitor. Para maximizar la calidad de imagen sólo hizo falta presionar una vez el botón de ajuste automático y luego usar como referencia imágenes del programa DisplayMate para ajustar la posición y domensión de la imagen para que cubra la totalidad de la pantalla.

Pruebas realizadas con DisplayMate han mostrado que los únicos puntos débiles de este monitor son los siguientes:
+ la pantalla a color negro presenta una escala de luminosidad residual ascendente en la parte inferior de la pantalla, efecto que puede evitarse un poco al inclinar la pantalla acorde al ángulo de visión. De todas formas esto no se percibe al llenar la pantalla con otros colores.
+ igualmente, pequeñas irregularidades en la luminosidad de la pantalla negra se presentan en el borde superior pero no son perceptibles durante el uso regular.
+ los tres o cuatro tonos de grises más oscuros apenas se perciven.
+ el tono más oscuro en la escala de colores se confunde con el negro.
+ el monitor tarde poco menos de un minuto en alcanzar su luminosided operativa máxima luego de encenderlo o de haber estado suspendido.
+ los ángulos de visión especificados no tienen en cuenta la variación en la tonalidad de colores y son más que nada válidos como referencia de legibilidad general del contenido de la pantalla. Es decir que a pesar de lo especificado, a los treinta grados de visión lateral e incluso menos de visión vertical, ya se puede notar degradación en la tonalidad de los colores, lo que no afecta para  nada la calidad de la imagen durante el uso regular que este tipo de monitor está diseñado para atender, es decir un usuario sentado relativamente frente a él.

A falta de una base que permite ajustar su altura, he optado por poner el monitor sobre la caja en la que vino, lo que le da la altura exacta requerida y me permite colocar el monitor a la distancia óptima de un brazo, además de servir de apoyo a mi viejo par de parlantes para walkman Sony, que decidí probar junto al monitor, los cuales no generan ningún tipo de interferencia en la imagen, a pesar de haberlos situado justo detrás de cada borde lateral, lo que me da una visión directa de la mitad inferior de cada parlante.

En cuanto a la reproducción de videos, tranquilamente se puede disfrutar de una excelente calidad de imagen al reproducir títulos como el largo de animación japonesa Appleseed, incluso en sus escenas más rápidas y complejas.

Ah, y ahora al usar este monitor me siento como más liviano. En efecto el VE510s pesa más de diez veces menos que mi anterior CRT.