2006/07/06

Nokia Pixelitis

Si los precios de los monitores LCD no son más caros, es porque sus fabricantes y vendedores, amparados en la ignorancia y descuido de los consumidores, reducen los controles de calidad que permiten detectar y descartar monitores que presentan pixeles defectuosos.

Así es que cada empresa tiene una política de garantía diferente y en la mayoría de los casos no explícita, con respecto a cuando corresponde o no reemplazar un monitor que un cliente denuncia tiene uno o más pixeles disfuncionales.

Es lógico creer que las probabilidades de que una pantalla de cristal líquido tenga uno o varios pixeles defectuosos aumenta proporcionalmente con el tamaño de la pantalla, pero la verdad es que las pantallas pequeñas en aparatos como celulares y asistentes personales, son mucho más proclives a presentar estos defectos de fabricación.

Un ejemplo de lo frecuente que puede ser este defecto en pantallas pequeña lo demuestra la empresa Nokia, al advertir expresamente en sus manuales, como en el de su modelo 6682, que la presencia de pixeles defectuosos es algo "común" y que no se trata de un defecto de fabricación. Entonces de qué se trata me pregunto yo.

Seguramente estas empresas piensan que la mayoría de la gente presta mucho menos atención a los detalles de una imagen en una pantalla pequeña, lo que en consecuencia les permite que el mercado tolere un mayor número de pantallas defectuosas y así bajar sus costos de control de calidad.

Pues yo creo que cuando más chica una pantalla, más molesto e inaceptable es encontrarse con un pixel defectuoso y sugiero que empresas con problemas frecuentes en este sentido como Palm y Nokia mejoren la calidad de sus pantallas.

En resumen: toda vez que estén por adquirir algún aparato que tenga una pantalla LCD, revisen sin prisa y con cuidado en busca de pixeles defectuosos antes de pagar y llevarse el producto.