2006/06/30

Seguridad Biométrica

Hace un tiempo que en el mercado informático se puede comprar teclados o portátiles con lectores de huella digital integrados, pero la tecnología aún no es popular porque los precios de los sensores no han bajado lo suficiente.

Imagino que en un futuro próximo, siete años talvez, la seguridad biométrica ya se habrá popularizado y diversificado, al grado que será común poder identificarse en un sistema mediante un lector de retina, que estará integrado al borde superior de un monitor LCD, o a una webcam.

Esa tecnología se aplicaría tambien a teléfonos celulares y asistentes personales. El problema técnico más importante a resolver con estos sistemas biométricos es que los sensores logren identificar un dedo o un ojo amputado, que podrían ser usados por criminales para lograr acceso.

En cuanto a la falsificación biométrica de retinas y huellas digitales, en ambos casos podríamos hacerlo mucho más dificil para los falsificadores, implementando sistemas de escaneo tridimensional, usando tres rayos enfocando al objeto de estudio desde distintas posiciones. De esta forma, en el caso de un escaneo tridimensional de una huella digital, la punta del dedo a analizar quedaría suspendida en un punto focal, en vez de ser presionada sobre el sensor.

Para el caso de sistemas de seguridad crítica, los sensores podrían implementarse en forma redundante y aleatoria, es decir, que al azar el sistema elegiría qué ojo o dedo de la mano escanear para determinar la identidad, sin que el usuario sepa cual de ellos se ha escaneado.