2005/05/09

Derecho a Dar Vida

En un Estado perfecto, las parejas que quieran tener un hijo tendrían que rendir una serie exámenes rigurosos, que incluirían pruebas de inteligencia, cultura general, exámenes de salud, auditorías financieras e incluso pasar por un jurado al azar que juzgaría si la belleza física de la pareja es merecedora de ser reproducida. Con este tipo de procesos, muchos de nuestros problemas sociales desaparecerían.